enero 24, 2022
Breaking News

Tips para tener una tarjeta saludable

Tips para tener una tarjeta saludable

Si deseas tener buenas finanzas y una tarjeta de crédito saludable te recomendamos que sigas los siguientes consejos.

Antigüedad de la cuenta/número de cuentas –

Estar al corriente de tus cuentas de tarjetas de crédito y otros préstamos durante varios años, cuanto más tiempo mejor, indica que eres capaz de gestionar tus finanzas de forma responsable. Tener pocas cuentas o un historial crediticio corto (unos pocos meses o sólo un par de años) puede indicar a los posibles prestamistas que eres un riesgo mayor.

Morosidad –

El hecho de no pagar las facturas a tiempo abre la posibilidad de que no cumplas con tu obligación de reembolsar al emisor de la tarjeta de crédito las compras realizadas con tu tarjeta.

Variedad de préstamos –

Tener una hipoteca u otro tipo de préstamo de larga duración demuestra que tienes experiencia con algo más que las tarjetas de crédito. Demuestra a los prestamistas que puedes planificar con antelación y que sabes lo que haces cuando se trata de tu presupuesto y tus finanzas personales.

Investiga y compara las ofertas de tarjetas de crédito

Una vez que decidas que estás listo para solicitar una tarjeta de crédito, es el momento de empezar a comparar tarjetas. Tu objetivo debe ser encontrar tarjetas que tengan probabilidades de aprobarle en función de tu puntuación de crédito. Una vez que hayas identificado unas cuantas opciones, busca tarjetas que te permitan maximizar las recompensas con beneficios de viaje, devolución de puntos por hacer compras cotidianas y otras características, como la protección de viajes. Identifica una o dos que se ajusten a tu situación financiera, tus objetivos y tu estilo de vida.

tarjeta de crédito

Preaprobación vs. Precalificación vs. Solicitud completa

Cuando recibas ofertas, observarás que éstas dicen que estás “preaprobado” o “precalificado”. Estos términos indican que estás aprobado condicionalmente, o calificado, para una oferta de tarjeta de crédito. Estos términos significan esencialmente que es probable que te aprueben, pero no hay ninguna garantía.

Una invitación a ser precalificado significa que un prestamista te ha pedido que inicies el proceso de solicitud para determinar si cumples con sus criterios de aprobación financiera a partir de una investigación suave.

El emisor de la tarjeta utiliza esta información para ofrecer un tipo de interés y una línea de crédito que se ajusten a tu situación financiera, pero tendrías que examinar más a fondo (con una consulta dura) para tomar una decisión final.

Por otro lado, una oferta de tarjeta de crédito preaprobada significa que el emisor de crédito ya ha realizado una investigación suave, y que tú cumples ciertos criterios de aprobación financiera, pero que se justifica una revisión adicional. Por lo tanto, se han puesto en contacto contigo y, si aceptas la oferta, realizarán una investigación de crédito dura para evaluar tu historial crediticio.

Ten en cuenta que en ambos casos, si solicitas la tarjeta, no necesariamente la recibirás.

Revisa esto antes de tramitar tu tarjeta

También te puede interesar: 5 tips para elegir una tarjeta de crédito