septiembre 27, 2020
Breaking News

Cómo reemplazar tus malos hábitos financieros

Cerdito y los malos hábitos financieros

La mayoría de la gente tiene al menos un mal hábito financiero. Ya sea que se trate de compras impulsivas, olvidar  pagar las facturas a tiempo o posponer la construcción de ese fondo de emergencia, nunca es fácil equilibrar lo que quieres hacer y lo que “debes” hacer.

Si quieres poner en orden tus finanzas entonces debes decirle adiós a estos malos hábitos financieros comunes en tu día a día:

  • Pagar facturas después de la fecha de vencimiento.
  • Pagando solo el mínimo requerido en facturas.
  • Ignorar las facturas y dejarlas ir a cobros.
  • Posponer el ahorro para la jubilación o para un día lluvioso.
  • Comprando impulsivamente cosas que en realidad no necesitas.
  • No hacer un seguimiento de cuántas deudas tienes.
  • Tener las mejores tarjetas de credito con beneficios y nos darles el uso responsable que se merecen. Esto te pude traer diferentes contratiempos.

Estos malos hábitos financieros, los puedes reemplazar por algunas acciones que te van a ayudar muchísimo a tener unas finanzas más saludables.

Mujer con compras compulsivas

Averigua qué impulsa tu comportamiento

Es posible que debas averiguar qué desencadena tu comportamiento y malos hábitos financieros, y percibir cómo puedes cambiar ese hábito.

Por ejemplo, puedes comprar artículos caros cuando están en oferta porque quieres sentir que estás logrando algo al “ahorrar” tanto.

Quizás podría fomentar un sentimiento similar de logro invirtiendo el dinero en una cuenta de jubilación con impuestos diferidos y calculando cuánto valdrá después de años de interés compuesto.

Apunta a estos hábitos financieros saludables

¿Qué hábitos deberías intentar adoptar? Hacer un presupuesto es ciertamente una actividad valiosa, pero también considera la siguiente combinación de comportamientos y objetivos específicos que pueden ayudar a mantener tus finanzas en orden.

Cerdo alcancía color rosa

Paga las facturas a tiempo

Además de evitar los cargos por pagos atrasados, realizar los pagos a tiempo es uno de los factores más importantes para determinar tu puntaje crediticio.

Haz del pago de la deuda una prioridad. En lugar de acumular intereses, asegúrate de pagar las deudas lo más rápido posible.

Construye y mantén un fondo de emergencia

Tener ahorros para gastos de subsistencia de tres a seis meses puede ayudar a amortiguar el golpe de un revés financiero o personal.

Podrías comenzar con una meta de ahorrar $1,000 y luego construir hacia el fondo de emergencia completo, es una de las mejores formas para mejorar tus finanzas y te dará tranquilidad.

Ahorra para la jubilación

Puedes apartar un porcentaje de tus ingresos para la jubilación e invertir el dinero en una cuenta con ventajas fiscales. Encuentra una cantidad de contribución cómoda para comenzar y luego intenta aumentarla al menos una vez durante el año.

Planifica tus grandes compras

Para ayudar a evitar que las compras impulsivas agoten tu presupuesto, decide esperar al menos un día antes de comprar cualquier cosa que cueste más de $1,000. Si sabes que se avecina una gran compra, comienza a ahorrar temprano separando un poco de dinero de cada cheque de pago.

Después de identificar y tratar de cambiar tus malos hábitos financieros personales, es posible que desees considerar las prácticas financieras para compartir con tu familia o pareja.