noviembre 25, 2020
Breaking News

Cómo poner tus finanzas en orden

Varios recibos sobre la mesa

Cuando recién estás comenzando tu carrera profesional, la planificación financiera y la seguridad a largo plazo pueden no ser lo primero en lo que piensas.

Pagar el alquiler y los gastos de manutención, reducir los préstamos estudiantiles, ser financieramente independiente, ese es el tipo de cosas que encabezan la lista de prioridades.

Pensar más allá de eso puede ser un gran desafío, incluso después de obtener un trabajo a tiempo completo y comenzar a pensar en una mayor estabilidad financiera.

Hay cosas que puedes (y deberías) hacer, incluso si recién estás comenzando en tu carrera. Echemos un vistazo a estas maneras de cómo poner en orden tus finanzas y prepararte años más adelante.

Pila de monedas y personas

1. Crea un presupuesto

Un presupuesto es la clave para la salud financiera: no hay forma de evitarlo. Si no realizas un seguimiento de hacia dónde va tu dinero y hacia dónde debería ir, no tomará mucho dinero perder el control.

Y es importante hacerlo realista… si sabes que no podrás dejar tu hábito Starbucks, trata d¿de que se equilibre con tus otros gastos.

Afortunadamente el Internet nos ayuda muchísimo, hay varias plantillas gratis para la creación de un presupuesto, el cual es clave para ordenar tus finanzas.

2. Gana más, ahorra más

Cuando obtienes un aumento , es súper emocionante, especialmente pensando en lo que vas a comprar. Pero cuando recibas las buenas noticias, también piensa en cómo vas a aumentar tus ahorros en consecuencia.

Esto definitivamente será una gran forma de mantener controladas tus finanzas y desde luego, estar preparado para cualquier contratiempo a largo plazo.

Mujer mete dinero en alcancía

3. Mantente informado

Si eres como yo, la idea del dinero y las finanzas personales podría estresarte. Si no eres realista acerca de tu deuda y tus opciones para lidiar con ella y los gastos de manera continua, corres el riesgo de caer en hábitos desafortunados (y perjudiciales para el crédito).

Así que mi recomendación para ti es esta: ¡mantente informado! Ya sea buscando información aquí, lo cual es excelente, pero hay todo un mundo de información financiera personal que te ayudará a convertirte en un ahorrador, inversor y gastador más inteligente.

Ya sea desde como funciona una tarjeta de credito y cómo tramitarla, hasta saber el paso a paso para crear un fondo de emergencia, el cual te permitirá estar preparado para cualquier contratiempo.

4. Cuidado con los hábitos caros

Poner en orden tus finanzas no es nada sencillo y cosas como salir con amigos pueden hacer que tus gastos sean una bola de nieve.

Cuando estás fuera de casa, es muy fácil perder la noción de lo que estás gastando y dónde, ¡lo estás pasando bien! Si planeas salir, o tienes salidas nocturnas regulares, asegúrate de incluir esto en tu presupuesto para la semana/mes, de modo que no te encuentres luchando para cubrir otras cosas cuando venzas el pago con tarjeta de crédito.

5. Conoce el puntaje

Tu puntaje de crédito, para ser exactos. Esto puede darte una línea de base para tu planificación financiera personal. Si tienes algo de trabajo extra, ¡hazlo!, esto puede ayudarte a trabajar el control de daños en tu presupuesto.

Si ya tienes un puntaje de crédito saludable, ¡eso es genial! Puedes trabajar para mantener eso, o incluso mejorarlo. Definitivamente esto es perfecto para mantener en orden tus finanzas. 

Score para puntaje de crédito

6. Piensa en tus objetivos

¿Quieres comprar una casa o condominio en cinco años? ¿Estás pensando en establecerte y formar una familia con esa persona especial en un futuro próximo? Pues calcular tus finanzas personales, tus objetivos a largo plazo son muy importantes para logarlo.

Cuanto antes puedas comenzar a ahorrar para estas prioridades, más fácilmente te convertirás en parte de tu rutina financiera. Definitivamente es una de las maneras más seguras de mejorar tus finanzas.

Te recomendamos considerar que construyas un tablero de visión financiera. Establecer tus objetivos en un solo lugar puede hacer que sea más fácil mantener esas prioridades al frente y al centro en tu cabeza.

7. Aprende el arte del trato

Tener el primer trabajo real es genial, pero también es un punto de partida. Incluso si permaneces en el trabajo durante mucho tiempo, debes aprovechar la negociación para aumentar tu salario y tus beneficios.

Esto tiene múltiples beneficios para ti: no solo obtienes (con suerte) más dinero, sino que también desarrollas tu confianza profesional. No tienes que ser Donald Drumpf, solo debes ser tu mejor defensor.

8. Obtenga un “amigo de finanzas”

Esto no significa que debas compartir el dinero que tanto te costó ganar con tus amigos… más bien, debes elegir un amigo o familiar que tenga buenos hábitos financieros, y habla abiertamente sobre tus objetivos y desafíos financieros personales.

Los estudios demuestran que los buenos hábitos de dinero se contagian con amigos cercanos, por lo que si te encuentras luchando con tu presupuesto mientras tu amigo siempre parece tener sus gastos cubiertos y contabilizados, elije a ese amigo como  tu “amigo de finanzas”. 

Tener otra perspectiva también puede ayudarte a tomar mejores decisiones.

9. Considera solo el efectivo

Las tarjetas de crédito tienen muchos beneficios y son convenientes y muy útiles en caso de necesidad cuando necesitas cubrir un gasto grande de inmediato.

Sin embargo, también son una especie de herramienta de doble filo si no las utilizas sabiamente. Para evitar la tentación y aumentar la responsabilidad financiera, considera pagar en efectivo (o débito) por todo. De esa manera, los saldos de tus tarjetas de crédito permanecen intactos para emergencias y es menos probable que gastes de más.

Una vez que tengas los fundamentos básicos y parte de tu rutina para controlar tus finanzas, ya has hecho mucho trabajo duro para ponerte en forma financiera.  ¡Nunca es demasiado temprano para comenzar a planificar!